miércoles, 1 de junio de 2016

martes, 31 de mayo de 2016

LA VISITACIÓN DE MARÍA




A prisa  Madre mía.  Enséñame a ir a prisa a visitar  a quien de verdad lo necesita.   Que esté pendiente.  Intentar imitarte en el servicio y mirar con amor misericordioso y con los ojos de Dios a mis hermanos.    A prisa!

viernes, 13 de mayo de 2016

VIRGEN DE FÁTIMA, RUEGA POR NOSOTROS PECADORES!!!

TE OFREZCO MI JORNADA Y TODOS MIS SUFRIMIENTOS UNIDOS A JESÚS POR LA PAZ  DEL MUNDO ENTERO Y LA CONVERSIÓN COMO TU LO PEDISTE EN FÁTIMA.   TE PRESENTO POR TODOS LOS QUE ESTÁN ENFERMOS A CAUSA DE LAS DROGAS, POR LOS NARCOTRAFICANTES PARA QUE SE ARREPIENTAN DEL MAL COMETIDO.  POR LOS NIÑOS NO NACIDOS Y POR TANTOS NIÑOS QUE NO SE BAUTIZAN  PARA QUE TODOS SE ACERQUEN A TI Y SEAN BAUTIZADOS.   MADRE LO QUE TE PIDO PARA MÍ YA TU LO SABES, AQUÍ TE LO OFREZCO.    PUES SI HABLO TIEMBLA EL MUNDO.  HOY TE OFREZCO MI SILENCIO Y AGRADECIMIENTO PORQUE SIENTO TU CERCANÍA DE FORMA ESPECIAL, TU INMENSO AMOR Y A SI ME LO HACES SENTIR.  GRACIAS MAMÁ POR MI FAMILIA Y AMIGOS, GRUPOS DE ORACIÓN Y POR GUIARME EN TODO SIEMPRE Y CADA DÍA.  GRACIAS MAMÁ.




       ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

Oh Virgen Santísima, Vos os aparecisteis repetidas veces a los niños; yo también quisiera veros, oír vuestra voz y deciros: Madre mía, llevadme al Cielo. Confiando en vuestro amor, os pido me alcancéis de vuestro Hijo Jesús una fe viva, inteligencia para conocerle y amarle, paciencia y gracia para servirle a Él a mis hermanos, y un día poder unirnos con Vos allí en el Cielo.
Padre nuestro, Avemaría y Gloria.
Madre mía también os pido por mis padres, para que vivan unidos en el amor; por mis hermanos, familiares y amigos, para que viviendo unidos en familia un día podamos gozar con Vos en la vida eterna.
Padre nuestro, Avemaría y Gloria.
Os pido de un modo especial por la conversión de los pecadores y la paz del mundo; por los niños, para que nunca les falten los auxilios divinos y lo necesario para sus cuerpos, y un día conseguir la vida eterna.
Padre nuestro, Avemaría y Gloria
Oh Madre mía, sé que escucharás, y me conseguirás estas y cuantas gracias te pida, pues las pido por el amor que tienes de tu Hijo Jesús. Amén.
¡Madre mía, aquí tienes a tu hijo, sé tu mi Madre!
¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

martes, 19 de abril de 2016

EL SEÑOR NO DEJA QUE SE PIERDA NINGUNA OVEJA!!!

GRACIAS SEÑOR PORQUE  CUIDAS DE TODAS LAS OVEJAS DE TU REBAÑO.   NO DEJAS QUE NINGUNA SE PIERDA NI EL MUNDO LAS ARREBATE.  CONFÍO EN TI  A LOS MÁS  ALEJADOS ESPECIALMENTE EN MI FAMILIA.  TU ERES NUESTRO DUEÑO.   NADA NI NADIE ME SEPARARÁ DEL AMOR DE DIOS.

domingo, 27 de marzo de 2016

JESÚS ESTÁ VIVO!!!!

Concédeme la gracia de vivir cada día la Eucaristía, de no separarme de ti.  Enséñame Señor pues así podré servir más y mejor amis hermanos.

sábado, 26 de marzo de 2016

JUNTO A MARÍA VIRGEN DOLOROSA

Oh Cruz de Cristo, símbolo del amor divino y de la injusticia humana, icono del supremo sacrificio por amor y del extremo egoísmo por necedad, instrumento de muerte y vía de resurrección, signo de la obediencia y emblema de la traición, patíbulo de la persecución y estandarte de la victoria.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo alzada en nuestras hermanas y hermanos asesinados, quemados vivos, degollados y decapitados por las bárbaras espadas y el silencio infame.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los rostros de los niños, de las mujeres y de las personas extenuadas y amedrentadas que huyen de las guerras y de la violencia, y que con frecuencia sólo encuentran la muerte y a tantos Pilatos que se lavan las manos.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los doctores de la letra y no del espíritu, de la muerte y no de la vida, que en vez de enseñar la misericordia y la vida, amenazan con el castigo y la muerte y condenan al justo.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los ministros infieles que, en vez de despojarse de sus propias ambiciones, despojan incluso a los inocentes de su propia dignidad.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los corazones endurecidos de los que juzgan cómodamente a los demás, corazones dispuestos a condenarlos incluso a la lapidación, sin fijarse nunca en sus propios pecados y culpas.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los fundamentalismos y en el terrorismo de los seguidores de cierta religión que profanan el nombre de Dios y lo utilizan para justificar su inaudita violencia  
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los que quieren quitarte de los lugares públicos y excluirte de la vida pública, en el nombre de un cierto paganismo laicista o incluso en el nombre de la igualdad que tú mismo nos has enseñado.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los poderosos y en los vendedores de armas que alimentan los hornos de la guerra con la sangre inocente de los hermanos.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los traidores que por treinta denarios entregan a la muerte a cualquier persona.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los ladrones y en los corruptos que en vez de salvaguardar el bien común y la ética se venden en el miserable mercado de la inmoralidad.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los necios que construyen depósitos para conservar tesoros que perecen, dejando que Lázaro muera de hambre a sus puertas.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los destructores de nuestra «casa común» que con egoísmo arruinan el futuro de las generaciones futuras.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los ancianos abandonados por sus propios familiares, en los discapacitados, en los niños desnutridos y descartados por nuestra sociedad egoísta e hipócrita.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en nuestro mediterráneo y en el Mar Egeo convertidos en un insaciable cementerio, imagen de nuestra conciencia insensible y anestesiada.
Oh Cruz de Cristo, imagen del amor sin límite y vía de la Resurrección, aún hoy te seguimos viendo en las personas buenas y justas que hacen el bien sin buscar el aplauso o la admiración de los demás.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los ministros fieles y humildes que alumbran la oscuridad de nuestra vida, como candelas que se consumen gratuitamente para iluminar la vida de los últimos.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en el rostro de las religiosas y consagrados –los buenos samaritanos– que lo dejan todo para vendar, en el silencio evangélico, las llagas de la pobreza y de la injusticia.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los misericordiosos que encuentran en la misericordia la expresión más alta de la justicia y de la fe.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en las personas sencillas que viven con gozo su fe en las cosas ordinarias y en el fiel cumplimiento de los mandamientos.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los arrepentidos que, desde la profundidad de la miseria de sus pecados, saben gritar: Señor acuérdate de mí cuando estés en tu reino.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los beatos y en los santos que saben atravesar la oscuridad de la noche de la fe sin perder la confianza en ti y sin pretender entender tu silencio misterioso.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en las familias que viven con fidelidad y fecundidad su vocación matrimonial.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los voluntarios que socorren generosamente a los necesitados y maltratados.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los perseguidos por su fe que con su sufrimiento siguen dando testimonio auténtico de Jesús y del Evangelio.
Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en los soñadores que viven con un corazón de niños y trabajan cada día para hacer que el mundo sea un lugar mejor, más humano y más justo.
En ti, Cruz Santa, vemos a Dios que ama hasta el extremo, y vemos el odio que domina y ciega el corazón y la mente de los que prefieren las tinieblas a la luz.
Oh Cruz de Cristo, Arca de Noé que salvó a la humanidad del diluvio del pecado, líbranos del mal y del maligno. Oh Trono de David y sello de la Alianza divina y eterna, despiértanos de las seducciones de la vanidad. Oh grito de amor, suscita en nosotros el deseo de Dios, del bien y de la luz.
Oh Cruz de Cristo, enséñanos que el alba del sol es más fuerte que la oscuridad de la noche. Oh Cruz de Cristo, enséñanos que la aparente victoria del mal se desvanece ante la tumba vacía y frente a la certeza de la Resurrección y del amor de Dios, que nada lo podrá derrotar u oscurecer o debilitar. Amén. SS. Papa Francisco.

lunes, 21 de marzo de 2016

AHORA ESTOY AQUÍ. NO ME BUSQUES NI EN LA PLAYA NI DE PASEO. ESTOY AQUÍ JUNTO A EL!

NO PUEDO DARTE LA ESPALDA E IRME DE VACACIONES SABIENDO LO QUE TU HAS HECHO POR MI Y POR EL MUNDO ENTERO.  DISTE LA VIDA, DISTE TODO POR TODOS.  
POR TODOS SEÑOR.   CÓMO NO ESTAR A TU LADO!  CÓMO NO SEGUIRTE, CÓMO NO ADORARTE.!

AMOR INFINITO,  AMIGO QUE ME DAS TANTO.  EN EL CONSUELO ALEGRÍA,  Y  YA SOSIEGAS MI LLANTO.
EN LA TRISTEZA ESPERANZA,  LUZ EN TANTA OSCURIDAD;  COMO NO ACOMPAÑARTE SI LLEVAS MI SOLEDAD.  Y MI CRUZ TAMBIÉN LA LLEVAS, POR ESO VOY MÁS LIGERA Y CAMINO DE TU MANO OH BUEN JESÚS!

domingo, 20 de marzo de 2016

ENTRADA TRIUNFAL DE JESÚS EN JERUSALEM!!!



No permitas Señor que me separe de ti en esta Semana Santa.   Me has ido preparando desde el Miércoles de Ceniza y esta Cuaresma está siendo para mí muy fuerte, muy especial y profunda.   Sin tí no puedo dar ni un paso.  Contigo, a tu lado, caminando paso a paso y de la Mano de María.   En el silencio pero a tu lado abrazando mi cruz con amor y por amor a ti, aprendiendo, sin quejas.  Viviendo día a día y escuchando tú Palabra.  Día a día, paso a paso.   Silencio, oración encuentro, amor.   Como tu quieras.   Aunque me cueste, seguirte.   Aunque me cueste.  Hágase tu voluntad.

sábado, 19 de marzo de 2016

SAN JOSE, PATRONO DE LA IGLESIA UNIVERSAL, INTERCEDE POR TODOS

Como fiel, mi deber es también leer , formarme, fortalecer mi fe, hoy  después de la oración y antes de ponerme un ratito en el blog, quiero compartir  esta Encíclica.   Aprender, meditarla.   Dejando que sólo Dios me llene de conocimiento, inteligencia, sabiduría y todos los demás dones y gracias.  San JOSÉ, INTERCEDE POR LA IGLESIA UNIVERSAL Y POR TODAS LAS FAMILIAS DEL MUNDO ENTERO.

 

ENCÍCLICA DEL PAPA BENEDICTO XV

Patrocinio de San José y aumento de su culto

Nuestro predecesor de inmortal memoria, Pío IX, declaró Patrono de la Iglesia Católica a José, castísimo esposo de la Madre de Dios y padre nutricio del Verbo Encarnado. Y, por cuanto en el próximo mes de Diciembre hará 50 años que auspiciosamente se efectuó esa proclamación, creímos de mucha utilidad el que en todo el orbe se celebrase la solemne conmemoración de este acontecimiento.
Al tender la mirada retrospectiva sobre ese lapso del pasado, salta a la vista la aparición de una ininterrumpida serie de institutos que indican que el culto al santísimo Patriarca está sensiblemente creciendo entre los fieles cristianos hasta nuestros días. Más al contemplar de cerca las acerbas penalidades que afligen hoy al género humano parece que debemos fomentar mucho más intensamente en el pueblo este culto y propagarlo más extensamente.

2. Mayor motivo de recurrir a San José: el naturalismo.
En Nuestra Encíclica De Pacis Reconciliatione Christiano en que considerábamos, principalmente, las relaciones tanto entre los pueblos como entre los individuos, señalábamos cuánto falta aún para lograr restablecer la tranquilidad general del orden después de esa grave contienda de la guerra pasada. Pero ahora debemos atender a otra causa de perturbación, mucho más grave por cuanto se infiltró en las mismas venas y entrañas de la sociedad humana;. Pues se comprende que en ese tiempo en que la calamidad de la guerra absorbía la atención de los hombres, el naturalismo esa peste perniciosísima del siglo, los corrompiera totalmente y que, donde se desarrollaba bien, debilitaba el deseo de los bienes celestiales, ahogaba las llamas de la caridad divina, sustraía al hombre de la gracia de Cristo que sana y eleva y, despojándolo finalmente de la luz de la fe y abandonándolo a las solas fuerzas enfermas y corrompidas de la naturaleza, permitía las desenfrenadas concupiscencias del corazón. Por cuanto demasiados hombres acariciaban ansias dirigidas exclusivamente a las cosas caducas, y que entre los proletarios y ricos reinaban celos y odios muy enconados, la duración y magnitud de la guerra aumentó las mutuas enemistades de clases y las hacía más agudas, especialmente porque por un lado, para las masas causó una intolerable carestía de víveres y por el otro, proporcionó a un grupo muy reducido una súbita abundancia de bienes de fortuna.

3. Relajación moral.
Sumóse a eso que por la guerra en muchísimos hombres había sufrido no poco detrimento la santidad de la fidelidad conyugal y el respeto a la patria potestad por cuanto la larga separación de los cónyuges relajó los lazos de sus mutuas obligaciones y la ausencia del que las había de custodiar empujó, especialmente a los jóvenes a la temeridad de lanzarse a una conducta más licenciosa.
Por lo tanto, hemos de deplorar mucho más que antes que las costumbres sean más libres y depravadas y que, por la misma razón, se agrave cada día más la que llaman causa social, de modo que debemos temer males de gravedad extrema.

4. El comunismo extiende sus amenazas.
Pues, en los deseos y la expectativa de cualquier desvergonzado se presenta como inminente la aparición de cierta República Universal que como en principios fijos se basa en la perecta igualdad de los hombres y la común posesión de bienes, y en la cual no habría diferencia alguna de nacionalidades ni se acataría la autoridad de los padres sobre los hijos, ni la del poder público sobre los ciudadanos, ni la de Dios sobre los hombres unidos en sociedad.
Si esto se llevara a cabo no podría menos que haber una secuela de horrores espantosos. Hoy día ya existe esto en una no exigua parte de Europa, que los experimenta y siente Ya vemos que se pretende producir esa misma situación en los demás pueblos y que, por eso, existen aquí y allá grandes turbas revolucionarias excitadas por el furor y la audacia de unos pocos.

5. San José remedio contra estos males.
Nos ante todo preocupados naturalmente, por el curso de los acontecimientos, no omitimos, ocasionalmente recordar sus deberes a los hijos de la Iglesia... Por la misma razón, para retener en su deber a todos los hombres que se ganan el sustento por sus fuerzas y su trabajo, dondequiera que vivan, y conservarlos inmunes al contagio del socialismo que es el enemigo más acérrimo de la sabiduría cristiana, ante todo les proponemos fervorosamente a SAN JOSÉ para que lo elijan como guía particular de su vida y lo veneren como patrono. Pues él pasó sus años llevando un género de vida similar al de ellos. Y por esta misma razón, Cristo-Dios, siendo como era el Unigénito del eterno Padre, quiso ser llamado Hijo del Carpintero. ¡Pero con cuántas y cuán eximias virtudes adornó la humildad del lugar y la fortuna, especialmente con aquellas que correspondían a aquel que era esposo de MARÍA Inmaculada y que se tenía por el padre de Jesús, Nuestro Señor!.

6. Elevar la mirada a las cosas imperecederas.
Por esto, aprendan todos en la escuela de SAN JOSÉ a mirar todas las cosas que pasan bajo la luz de las cosas futuras que permanecen y, consolándose por las incomodidades de la humana condición con la esperanza de los bienes celestiales, a encaminarse hacia ellos, obedeciendo a la voluntad de Dios, conviene a saber: viviendo sobria, recta y piadosamente (1).

7. Cita de León XIII sobre el respeto al orden establecido por Dios.
Por lo que respecta propiamente a los obreros, plácenos citar lo que Nuestro predecesor de feliz memoria, LEÓN XIII dijo en una ocasión similar (2): Los obreros y cuantos se ganan el sustento con el salario de sus manos, pensando en estas cosas, deben levantar las almas y sentir rectamente que, aunque estén en su derecho (cuando no se opone la justicia), de salir de la pobreza y de lograr una mejor situación, la razón y la justicia no permiten trastrocar el orden establecido por la providencia de Dios. Insensato, empero, sería el propósito de recurrir a la fuerza y emprender algo semejante mediante la sedición y el desorden, lo cual en la mayoría de los casos causaría males mayores que aquellos que se tratan de aliviar. No se fíen pues los pobres, si quieren ser prudentes, de las promesas de los hombres sediciosos, sino confíen en el ejemplo y el patrocinio de San José, y así mismo en la maternal caridad de la Iglesia, la cual en verdad se preocupa de ellos cada día más solícitamente.

8. Frutos de la devoción a San José para la vida del hogar y de la sociedad.
Si crece la devoción a SAN JOSÉ, el ambiente se hace al mismo tiempo más propicio a un incremento de la devoción a la Sagrada Familia, cuya augusta cabeza fue. Una devoción brotará espontáneamente de la otra. Pues JOSÉ nos lleva derecho a MARÍA, y por MARÍA llegamos a la fuente de toda santidad, a JESÚS, quien por su obediencia a JOSÉ y MARÍA consagró las virtudes del hogar. Deseamos que las familias cristianas se renueven a fondo y se hagan conformes a tantos ejemplos de virtudes como ellos practicaron. Por cuanto la comunidad del género humano se funda sobre la familia, se inyectará, bajo la universal influencia de la virtud de Cristo, cierto nuevo vigor y como una nueva sangre en todos los miembros de la sociedad humana, cuando la sociedad doméstica unida, pues, más religiosamente, de castidad, concordia y fidelidad, goce de mayor firmeza. Y de allí no sólo seguirá la enmienda de las costumbres de los particulares sino también la de la vida común y del orden civil.

9. Exhortación papal a una mayor devoción a San José.
Nos, pues, totalmente confiados en el patrocinio de aquel a cuya vigilancia y previsión quiso Dios encomendar a su Unigénito encarnado y a la Virgen y Madre de Dios, propiciamos que todos los Obispos del orbe católico exhorten a todos los fieles a implorar el auxilio de SAN JOSÉ, tanto más insistentemente cuanto es más adverso el tiempo a la causa cristiana.
Dado que esta Sede Apostólica ha aprobado varios modos de venerar al Santo Patriarca, ante todo cada miércoles del año y por un mes entero determinado, deseamos que, bajo la insistente admonición del Obispo, se practiquen todos ellos de ser posible en todas las Diócesis, en especial, empero incumbe a Nuestros Venerables Hermanos apoyar y fomentar con todo el peso de su autoridad e interés las asociaciones piadosas, como la de la Buena Muerte, la del Tránsito de San José y la de los Agonizantes, las cuales fueron fundadas para implorar a SAN JOSÉ por los agonizantes, porque con razón se considera a aquel como eficacísimo protector de los moribundos a cuya muerte asistieron el mismo JESÚS Y MARÍA.

10. Plegaria e indulgencia.
Para perpetua memoria, empero, del Decreto Pontificio que arriba mencionamos, ordenamos y mandamos que dentro del año que comienza a correr el 8 de Diciembre próximo, se hagan en todo el orbe católico solemnes súplicas, en el tiempo y modo que parezca mejor a cada Obispo, en honor de SAN JOSÉ, Esposo de la Santísima Virgen y Patrono de la Iglesia Católica.
Todos cuantos asistan a ellas podrán ganar para sí una indulgencia de sus pecados, bajo las acostumbradas condiciones.

Dado en Roma, junto a San Pedro, el día 25 de julio, en la fiesta de Santiago Apóstol, en el año 1920, sexto de Nuestro pontificado.

PAPA BENEDICTO XV.

jueves, 17 de marzo de 2016

DOMINGO DE RAMOS 2016. EN EL MUNDO SI, PERO EN TI!!!

Gracias Señor por guiarme en esta Cuaresma.  Todo ha sido nuevo para mí.  Nada es igual que las Cuaresmas vividas a lo largo de mi vida.  Todo es diferente.  Recuerdo  que de niña te valías de mis padres y nos guiabas a la Iglesia de La Catedral de La Laguna.   Gozábamos La Santa Misa y vivíamos la procesión.   No me costaba nada ir, me encantaba estar en la Iglesia.   Leíamos las lecturas en casa con ayuda de mis padres.   Te doy gracias Señor por todo  lo que me has enseñado.  Por las Películas que nos ponían mis padres y revivir tu entrada triunfal a JERUSALÉM.    Pero  ya  en  mi edad adulta  ya me guiabas   e iba muchas veces sola.   Las pruebas eran más duras.  Yo te seguía pero muchas amistades  dejaban de ser amigas mías por seguirte.   No entendía  pero yo te seguía.   Hoy  todo es nuevo.   Este año me has ido preparando  de manera profunda y diferente.   He podido vivir la Cuaresma en el mundo si pero  siguiendo tu luz.   Pruebas muy duras que sólo tu  y estando en ti he podido vencer.    Tentaciones, debilidades, combates  espirituales que   vencidos por la oración  y formándome y fortaleciendo mi fe,  Guiada en todo por el Espíritu Santo al que invoco diariamente,  espero poder gozar con alegría la Eucaristía de este Domingo de Ramos y seguirte en procesión  ante muchas actitudes de rechazo en las que no han cambiado sino que se han multiplicado.    Sin embargo  seguirte teniendo la certeza de que se a quien sigo y junto a quien voy.   Sabiendo que estás vivo, que has resucitado pero recordando y reviviendo todo sin perder detalles.   En obediencia y unión con  SS. Papa Francisco y toda la Iglesia A el unida, como fiel, con mis defectos, y virtudes,  con el corazón contrito, seguirte, seguirte, seguirte.   Y con María, nuestra Madre vivir la Semana Santa en Ti!   Domingo de RAMOS,   2016  retiro, silencio, oración  en el mundo si pero en ti.

lunes, 22 de febrero de 2016

ORAR POR TI, SEGUIRTE, OBEDECERTE, ESTAR UNIDA A TODA LA IGLESIA DIA A DIA

El Señor un día le dijo a Simón: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”.

HOY TÚ ERES PEDRO.   SIGUIÉNDOTE A TI, SEGUIMOS A JESÚS!

miércoles, 10 de febrero de 2016

MIÉRCOLES DE CENIZA


CUARENTA DIAS!!!

MIÉRCOLES DE CENIZA.

Guiada por el Espíritu Santo  hoy he podido ir a la celebración.   Iba a ir a la Parroquia más cercana sin embargo Dios me guió a otra.   Allí llegué a tiempo, estaba el Santísimo Expuesto.  Había un númeroso grupo.   Después comenzó la celebración Eucarística correspondiente al día de hoy Miércoles de Ceniza  .   Es mucho más que un ritual y un símbolo en la frente, es una llamada a la conversión, a una vida nueva en plenitud.  Es sentirte perdonada y es caminar superando tentaciones y seguir por la senda de la verdad,  es silencio oculto, es oración acompañamiento,es retiro caminando con Jesús pero de la mano de María.  Es más que ayuno de alimentos, es mucho más.  Un mundo nuevo de esperanza para vivir mejor abriendo nuestros corazones a Dios,  desde este peregrinar aquí para prepararnos bien hacia la vida eterna a su lado.    Es obediencia y profundizar en el Evangelio, es  dar gracias por la Cruz que tenemos y pedir oh Señor que la llevemos con dignidad y alegría,  es dejar todo en sus manos y  descansar en El.  Silencio,  Desierto, Oración...  Concédeme Señor la gracia de gozar cada día de la Eucaristía, de vivir esta Cuaresma en profundidad a la Luz del Evangelio.  Ser humilde, dócil a tu Palabra, Obediente, constante, firme en la Fe y valiente, en servicio al prójimo.  Contigo Señor y de la Mano de María Santísima!

jueves, 21 de enero de 2016

JUEVES EUCARÍSTICO. SEÑOR AYÚDANOS HOY ANTE TANTA HEREJÍA Y LAICIDAD. DANOS SACERDOTES SANTOS SEÑOR SEGÚN TU VOLUNTAD.

Señor concédenos el don de la Fe y ser firmes y fuertes, porque ante tanta corriente moderna y alejada de Dios, ante tanto olvido de Dios, con su gracia permanezcamos confiados y defendiendo la verdad en Dios.   Envía tu Espíritu Santo y llénanos de los dones que tu sabes que más necesitamos.  Instrúyenos,  Que sepamos arrodillarnos ante ti como Creador de todo el Universo.   A pesar de burlas, a pesar de tanta hostilidad.  Firmes, confiados en tí.

Adoración eucarística al Santísimo en vivo 24 horas on line por Internet

Adoración eucarística al Santísimo en vivo 24 horas on line por Internet

martes, 5 de enero de 2016

VAMOS AL ENCUENTRO DE LA VERDADERA LUZ!!! VAMOS A ADORAR AL NIÑO JESÚS.!!!

Así como los Reyes Magos guíados por el Espíritu Santo, seamos guiados también para adorarte.   Concédeme el don de ofrenda para  que instruída por tí, sepa poner a tus pies toda mi vida.   Sepa arrodillarme y  al levantarme estando en tí sepa servir con amor y entrega.  No permitas que me separe de ti nunca.  

ADORACIÓN AL NIÑO JESÚS

Os adoro, amable Niño del pesebre, el más humilde y el más grande de los hijos de los hombres y el más pobre y el más rico, el más débil y el más poderoso.
Os bendigo, porque os habéis dignado descender hasta mí, para ser mi modelo en la práctica de todas las virtudes, mi guía en las dificultades de la vida y mí, consuelo en los días de aflicción.
Os amo, porque venís a mí con amor infinito; con amor generoso, al que no cansan mis ingratitudes; con amor obsequioso, que se anticipa a los tardíos impulsos de mi corazón; con amor paciente, que espera mi conversión para amarme más tiernamente aún. Por eso, con el corazón lleno de agradecimiento, de rodillas al pie de este lecho de paja, os adoro, bendigo y amo, con todo el fervor de mi alma, y me atrevo a levantar mis ojos hasta mi Dios, que se digna mirarme.